viernes, 11 de marzo de 2011

Ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo

En esta época actual, tan de prisas y locuras, en la que todo o casi todo se va posponiendo para más adelante, …..ya lo leeré, …ya lo veré…. Me gustaría pero no tengo tiempo… En la que se va demorando cosas que nos gustan, también se va perdiendo o adormeciendo la solidaridad, la coherencia, la sonrisa, la felicidad de sentirnos vivos cada día por muchos inconvenientes que podamos tener.
Os cuelgo este maravilloso cuento de mi compañero y amigo Fernando, que desde su web Desde la Trinchera nos recuerda algo tan importante cómo la SOLIDARIDAD.
Si eres emprendedor y quieres hacer tus sueños realidad, la forma más fácil de lograr que así sea, es ayudando a los demás a que alcancen aquello que deseen. Aquí os dejo una vieja historia que nos muestra hasta que punto puede ser decisivo en nuestra vida la actitud de ayuda a los demás.


Cuenta una historia que había un ratón que estaba mirando a través de un agujero en la pared, cómo un granjero y su esposa abrían un paquete. El pensaba qué tipo de comida podía haber allí… pero quedó aterrorizado cuando descubrió que era una ratonera, ¡Una trampa para ratones!, Emprendió una carrera hacia el patio de la Granja para advertir a todos: “¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! ”La gallina, que como es habitual, estaba cacareando y escarbando, levantó la cabeza y dijo: “Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, mas no me perjudica en nada, no me incomoda”. Entonces el ratón fue hasta el cordero y le dijo: “¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera!”. A lo que éste le contesto: “Discúlpeme Sr. Ratón, no hay nada que yo pueda hacer, solamente rezar por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones”.El ratón se dirigió a la vaca, y ésta le dijo: “¿Pero acaso, estoy en peligro? Pienso que no”.Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero.Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapo la cola de una cobra venenosa y ésta le mordió a la mujer. El granjero la llevo inmediatamente al hospital. Al cabo de unas horas, volvieron a la casa pero la mujer seguía con fiebre. Todo el mundo sabe que para alimentar a alguien con fiebre, nada mejor que una sopa. El granjero cuchillo en mano, fue a buscar el ingrediente principal: la gallina. Como la enfermedad de la mujer no remitía, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mato el cordero. Lamentablemente la mujer no mejoró y acabó muriendo. El granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

Posible interpretación: no pienses que solo tú tienes problemas, los demás a veces también los tienen aunque no lo sepan, y por otro lado, no pienses que los demás tienen problemas y tú no, nunca se sabe qué consecuencias traerán las distintas circunstancias que acontezcan.
Moraleja: ayuda y te estarás ayudando. Además, nunca sabes en realidad quien está ayudando a quién.
Y por supuesto, no te fíes de las apariencias… si no estas seguro de esta última afirmación, recuerda este vídeo sobre cómo el emprendedor guerrillero elige sus emociones.

lunes, 7 de marzo de 2011

Día Internacional de la Mujer Trabajadora



Y…. otro año más celebrando el día de la mujer trabajadora. Este año quiero dedicarlo, por supuesto, a todas las mujeres del mundo sean o no trabajadoras y especialmente a las mujeres de la India, país del que he venido hace 3 días y que ha supuesto un gran cambio en mi conciencia y en mi forma de ver las cosas.
Admiro la lucha y la feminidad de las mujeres indias, que lo mismo las ves subidas en un andamio realizando una obra de construcción de viviendas, que paseando con las uñitas de sus pies pintadas y anillitos puestos, y de todos los estratos o castas. Me ha encantado ver que no pierden su feminidad independientemente del trabajo que realicen.
Creo que hay tanto que hacer por todas las mujeres el mundo y lo primero es hacerlas tomar conciencia de lo importante que es ser mujer, reconocerlo y admitirlo y desde ahí buscar lo que las haga más felices como resultado de haber encontrado, recuperado o mantenido su autorrealización desde el autoconocimiento, la autoconfianza y la autoestima.
Más información en Día Internacional de la Mujer Trabajadora  

¡¡¡FELIZ AÑO A TODAS LAS MUJERES DEL MUNDO!!!